Festival de cine chileno

De las muchas expresiones culturales el cine, sin duda, es una vía que permite sumergirnos en los usos, costumbres e historia de las sociedades. La primera vez que estuve en Chile me pasaron dos cosas que valen la pena compartir. Después de acomodarnos por la noche (tipo 23 hora chilena) fuimos a buscar un poco de alimento o tomar una cerveza (ese fui yo). Al terminar de comer una chorrillana pido la cuenta e indico que pagaré con tarjeta, pues no teníamos más efectivo; todavía no me había habituado a esto de contar en miles para comprar cosas como una cerveza. El mozo me indica que no hay “sistema” y no podrá cobrarme, además estaban por cerrar. No paso ni un minuto y el mismo mozo se ofrece a pagar nuestra cuenta y que “me pagai después”, ¡así nomás!. Era un tipo de unos veinte y algo. Sorprendido, y sin otra posible y realista salida, acepto. Mi novia me dice, igual o más sorprendida que yo: wow confío en ti sin conocerte. Por supuesto que al día siguiente lo primero que hicimos fue cambiar dinero y buscar al mozo. Le pagamos, saludo de compadres, ¡buena onda!

Esa misma tarde visitamos el Morro de Arica. Hay un sentimiento un poco raro al visitar el museo, ver los uniformes del ejercito peruano y todo el resto dedicado al ejercito chileno, por supuesto. De cualquier forma, me parece que es una experiencia que vale la pena vivir y, eventualmente, abrirse a reorganizar las ideas frente a aquellas que uno, inconscientemente, trae de chico; bien por lo medios o la propia educación escolar. Así lo fue para mí.

Estas situaciones, pues causaron en mi algo de curiosidad por conocer más acerca del hermano pueblo chileno, y también un sentimiento de afecto hacia Arica. A razón de esto me propuse conocer un poco más acerca de la historia de Chile. Qué mejor idea que ver algunas películas chilenas. Durante las cuatro semanas de febrero he visto cerca de 7 películas chilenas. Anteriormente ya había visto Taxi para tres y Los debutantes. He aprendido que tenemos costumbres y usos parecidos (que llamen “Chorrillana” a un plato típico ya dice bastante), que hay cosas que golpearon tanto a su sociedad como las guerras a nosotros, y que estamos más integrados que lo que muchos conocen por aquí. Por supuesto, haré lo mismo con otros países de interés cuando encuentre un poco de tiempo.

 

Machuca

Machuca es una historia con fondo en la división social y cómo ésta ocurre desde la niñez. Se ambienta en Santiago de Chile en los momentos previos a la caída del régimen de Salvador Allende y la toma del poder por Augusto Pinochet. Presenta, con dramatismo, la polarización y los eventos que ocurrieron en la sociedad en ese tiempo a través de la vida de Gonzalo, un chico de clase media alumno del exclusivo Colegio Saint George. Machuca es el apellido de otro de los personajes, un chico pobre que llega a estudiar al mismo colegio inglés del primero por iniciativa del padre director, de origen inglés. Gonzalo y Machuca establecen una buena amistad. Junto a Silvana, amiga que vive en el mismo barrio que Machuca y que tiene una fuerte posición política de izquierda, pasan las típicas aventuras adolescentes no libre de la tensión social a causa de los cambios políticos que se están dando con la intervención militar a los militantes de las facciones izquierdistas.

 

La vida de los peces

La vida de los peces es una historia centrada en las personas, un aspecto de personal interés. Toda la película narra una noche en la celebración del cumpleaños del dueño de la casa. Sin embargo, el personaje principal, y sobre quien gira toda la trama, es uno de los mejores amigos del anfitrión; que está a punto de tomar el avión de retorno a Berlín, luego de regresar Chile después de 10 años. La película se centra en los aspectos personales, planteando las preguntas existenciales de “que hubiese pasado si…” y las decisiones que uno toma en la vida a través de los diálogos del personaje principal con su ex-novia, a quien dice querer evitar encontrar, pero es la razón por la que asiste a la fiesta. Todavía no me queda claro si el personaje principal también dejo el mundo terrenal, como uno de los amigos del grupo -a quien todos añoran-, por tanto es la razón por la que no puede irse nunca; o si simplemente el descenlace es tal cual.

 

Johnny cien pesos

Johnny cien pesos es un thriller policial, con un trama parecido a la película que se hizo sobre la toma del penal “El sexto” que estaba en la Av. Alfonso Ugarte en los 80s. Entiendo que se basa en una historia real. Unos tipos entran a robar una casa de cambios clandestina, que funcionaba en un edificio bajo una fachada de negocio de alquiler de vídeos. Al verse cercados por la policía y el hecho difundido en vivo por la televisión, se dan unas situaciones que llevan a estos a tomar rehenes y negociar una entrega. En este caso se involucra el gobierno dado que este edificio se encontraba muy cerca de Palacio de la Moneda, sede del gobierno chileno. Johnny es el personaje principal y cuando vea la película sabrá porque lo de “cien pesos”.

 

Post mortem

Post mortem es una película también ambientada en los días previos y durante el momento en que se produce la toma del poder por el ejercito chileno, lo que llevo a Pinochet a gobernar Chile. El personaje principal Mario, genialmente interpretado por Alfredo Castro, es un hombre solitario de avanzada edad (al rededor de 50-60) que trabaja como asistente en la morgue y vive en los suburbios. Su trabajo principalmente consiste en anotar los detalles de las autopsias para luego preparar el informe, que digita en su casa con ayuda. Mario esta enamorado de una vecina, una bailarina de cabaret con conflictos internos e involucrada en una relación amorosa con un miembro del partido comunista, cuyos miembros se reúnen en su casa a menudo. Luego de la toma de poder, se producen varios cambios en la rutina de trabajo de Mario, principalmente por el cambio de administración a mano militar. Junto con este cambio se producen eventos como la saturación de los servicios por la llegada de muchos cuerpos, algunos no necesariamente muertos. El final es sorprendente, por decir menos. Recomendable totalmente.

 

La buena vida

La buena vida es una historia urbana, ambientada en la Chile contemporánea. Narra en una misma película 4 historias, que en algún momento se cruzan. Una madre que trabaja en una ONG que trabaja en la prevención de enfermedades venéreas, y que se acaba de enterar que su hija adolescente esta embarazada. Un peluquero de entrada edad que vive con su madre, con quien debe lidiar a diario por el recuerdo de su fallecido padre, a quien van a trasladar del cementerio si no paga nuevamente el costoso nicho. Una mujer con problemas mentales que tiene un niño que necesita ayuda. Un chico músico de cámara que viene de estudiar en Berlin y aspira a ingresar a la sinfónica para ganar dinero y regresar con su novia alemana, pero que termina ingresando a la orquesta del ejercito. En general la película toca la parte humana en cada uno de los personajes principales de estas 4 historias. Es una película ligera que maneja el drama de forma natural, sin llegar a extremos.

 

La frontera

La frontera es una película ambientada en la Chile durante los últimos años del gobierno militar. Por órdenes de estos, el personaje principal, un profesor de matemáticas vinculado con el partido comunista, es sometido al relegamiento (especie de exilio) en la región de La Frontera, territorio que ha sufrido constantes desastres naturales. Allí, en precarias condiciones, debe vivir en la capilla del pueblo, lejos de su hijo y ex-mujer que viven en Europa. Conoce a una mujer, hija de inmigrantes españoles, de la que se enamora, hecho por el que surgen en él diversos conflictos internos frente a su futuro y el de su nueva novia.

Negocio redondo

Negocio redondo es una comedia ambientada en un pueblo del interior de Chile. El personaje principal, un hombre de 40 años, hijo único, debe viajar desde Santiago a este pueblo puesto que su madre ha fallecido y debe disponer de sus bienes. Allí se encuentra con dos amigos de la infancia quienes, conociendo de su experiencia en los negocios y disposición de un capital, le proponen ir a la costa para comprar mariscos y venderlos durante las fiestas de la semana santa. Durante el viaje y retorno se producen diversos hechos que resultan en situaciones cómicas que llevan a un desenlace inesperado. A pesar de todo ello resulta no ser tan malo como parecía.